Ágnes Keleti, la campeona olímpica de 100 años que sobrevivió al Holocausto

El truco es no mirarse al espejo”, responde cuando le preguntan cuál es su secreto para vivir 100 años. En su larga vida experimentó grandes éxitos y logros, pero también obstáculos y discriminación. El 9 de enero, Ágnes Keleti, nacida en Budapest, Hungría, en 1921 sopló una centena de velas y autoridades políticas y deportivas de su país e Israel la reconocieron por su trayectoria e historia de vida.

Keleti es la campeona olímpica más veterana del mundo, ya que se consagró en los Juegos Olímpicos de 1952 en Helsinki y de 1956 en Melbourne, ganando en total cinco medallas de oro, tres de plata y dos de bronce. Sin embargo, su fortaleza no solo radica en su capacidad para ganar competencias, sino también en sobreponerse a grandes dificultades; cuando era una niña se salvó del Holocausto tras conseguir documentos falsos que le evitaron la deportación a un campo de exterminio.

Empezó a practicar gimnasia a los cuatro años y, con 16, ganó su primer oro en un campeonato nacional. Pero cuando su carrera iba en ascenso, el régimen pronazi húngaro comenzó a perseguir a los judíos del país. “En Hungría, se exigió a todos los judíos que llevaran una estrella amarilla para identificarse, pero yo me negué. Con mis papeles falsos logré escapar al campo. Me quedé en un pueblo remoto y encontré trabajo como empleada doméstica”, contó años más tarde sobre la traumática experiencia.

Después de los Olímpicos de 1956 se instaló en Israel, donde trabajó como entrenadora y profesora universitaria. Permaneció en el país durante 34 años y, tras la caída del régimen soviético en Europa en 1990, volvió a su país natal.

Durante su estadía en Israel pudo seguir dedicándose a lo que amaba. En 1960, Keleti llevó a un equipo israelí de tres gimnastas a los Juegos Olímpicos de Roma. Más tarde, también estableció el primer conjunto nacional para espectáculos de gimnasia, que, a partir de 1964, representó a la nación en varias competencias en todo el mundo.

Liderar a Israel en un campo previamente no desarrollado y ponerlo en el mapa ha convertido a Keleti en una heroína para los atletas hebreos. Por eso, el campeonato de gimnasia artística de Israel para mujeres lleva su nombre. En 2017, la húngara ganó el Premio Israel en la categoría de Deporte y Cultura Física.

Los primeros ministros de Hungría, Viktor Orbán, y de Israel, Benjamín Netanyahu, felicitaron a la atleta en su cumpleaños. A su vez, el presidente del Comité Internacional de Fair Play (NFPB), Jenö Kamuti, le entregó, en una sinagoga de Budapest, un premio a la trayectoria. “La carrera como gimnasta y profesora universitaria de Ágnes Keleti estuvo caracterizada por la aceptación, la tolerancia “, aseguró Kamuti.

Vía YNet Español