Fallece a los 110 una monja polaca que salvó a decenas de judíos durante el Holocausto

La Arquidiócesis de Cracovia (Polonia) informó del fallecimiento de Cecylia Maria Roszak, una religiosa de clausura dominica de 110 años que salvó judíos durante de la persecución nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

La hermana Cecylia nació el 25 de marzo de 1908 en el pueblo de Kielczewo, en la zona centro-occidental de Polonia. Luego de graduarse de la escuela de comercio a los 21 años, ingresó al convento de clausura de las hermanas dominicas en Cracovia.

En 1938 viajó con un grupo de hermanas a Vilna (ahora en Lituania, pero entonces en Polonia) donde buscaban fundar otro convento, un plan que no se pudo concretar completamente por el estallido de la Segunda Guerra Mundial.

Durante dos años Vilna sufrió la ocupación soviética y luego la de los nazis. En ese tiempo la hermana Cecylia y las demás religiosas de su convento arriesgaron sus vidas para esconder a 17 miembros de la resistencia judía.

5bf679d308f3d962278b4568

En 1941 los judíos refugiados decidieron salir del convento y volver al guetto para ayudar a establecer la resistencia en ese lugar. La superiora, la hermana Anna Borkowska, les rogó que se quedaran, pero su pedido no tuvo éxito.

En septiembre de 1943 la superiora fue arrestada, el convento de Vilna fue cerrado y las religiosas se dispersaron. La hermana Cecylia Roszak volvió a Polonia.

En 1947 Cecylia y las otras dominicas regresaron a la casa madre, donde sirvió como portera, organista y cantora. También fue priora en varias ocasiones.

En 1984 las religiosas que protegieron a los judíos de la resistencia en Vilna recibieron el premio “Justo entre las Naciones”, que reconoce a los no judíos que arriesgaron la vida o la libertad para ayudar al pueblo judío durante el Holocausto.

Anuncios