Murió Gretel Bergmann, la saltadora prohibida por el nazismo en los Juegos Olímpicos

2498413h765

Tenía 93 años y vivía en Nueva York; no pudo participar de los Juegos de Berlín en 1936 y fue reemplazada por un hombre disfrazado de mujer

La ex atleta alemana Gretel Bergmann, a la que el nazismo le prohibió participar en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936 por ser judía, murió a los 103 años en Nueva York, informó hoy su hijo Gary Lambert.

“Hasta hace pocas semanas estaba muy saludable. Tuvo un final en paz, sin ningún dolor”, dijo a la agencia alemana DPA el hijo de Bergmann.

La mujer murió ayer en su casa de Queens, Estados Unidos, rodeada de sus seres queridos, agregó.

La historia

Margaret Gretel Bergmann era en la década del ’30 una de las mejores atletas de salto en alto del mundo y favorita para subirse al podio en los Juegos Olímpicos de 1936. Un año antes, había batido el récord nacional de Alemania con una marca de 1,60 metros.

Sin embargo, como provenía de una familia judía, a último momento los nazis prohibieron su presentación y reemplazaron a Bergmann por un hombre disfrazado de mujer que se hizo llamar Dora Ratjen (su nombre real era Heinrich Ratjen) y logró el cuarto lugar.

“Hubiera ganado el oro, no había otra posibilidad. Nunca, nunca, nunca voy a olvidar lo que hicieron los nazis”, afirmó Bergmann en diálogo telefónico con la agencia DPA en 2016.

Bergmann tuvo que dejar su pueblo natal de Laupheim en 1937 y emigró a Estados Unidos, donde fue campeona nacional en 1937 y 1938. Un año después se casó con Bruno Lambert, un médico judío exiliado de Alemania, que murió en 2013 tras vivir con ella casi 75 años.

La ex atleta había prometido no regresar nunca a Alemania, pero lo hizo en 1999 para recibir el premio Georg von Opel y en 2012 ingresó al “Salón de la Fama” de la Fundación Alemana para la ayuda al Deporte.

Gretel Bergman
Gretel Bergman.
Heinrich Dora Ratjen (1918-2008) reemplazo a Gretel disfrazado de mujer
Heinrich Dora Ratjen (1918-2008) reemplazo a Gretel disfrazado de mujer.

Su historia fue llevada a la pantalla -HBO hizo un documental con la actuación de Natalie Portman- y su nombre figura desde 2014 en una de las calles aledañas al Estadio Olímpico de Berlín, rebautizada como “Gretel Bergmann Weg”. Además, su récord de 1,60 metros fue restituido por la federación alemana de atletismo en 2009.

DPA y Télam

Anuncios