Carlos Bianco, la voz del atentado a la AMIA

Carlos Bianco

El periodista Carlos Bianco

Como todos los días, “El Chaucha”, como llamaban a Carlos Bianco, salió de su casa ese 18 de julio para desempeñar su rol como productor de radio. Parecía un día como cualquier otro, o eso pudo haber pensado, hasta que recibió el aviso de que algo había pasado en el barrio de Once, una explosión, y aunque él no era movilero, se acercó igual para ver qué había sucedido.

Por la cercanía de Radio Mitre con la AMIA fue uno de los primeros en llegar al lugar. Salió al aire desde su teléfono. Polvo, destrucción, víctimas, ambulancias, caos. Su relato transmite la desesperación y la angustia de ese momento y a poco de cumplirse 22 años del atentado, 22 años sin justicia, aún estremece. Sin dudas, la voz de Bianco quedó grabada en la memoria de todos.

Volaron la AMIA, al igual que la Embajada israelí. Están retirando chicos ensangrentados, hay gente destrozada y mutilada, escombros por todos lados. La tragedia en Buenos Aires se vuelve a repetir. Una bomba estalló en una dependencia de la comunidad judía”, fue el testimonio del periodista a pocos minutos de que la bomba explotase en la mutual.


"Volaron la AMIA", dijo BIanco.

Al haber sido uno de los primeros en llegar, fue llamado como testigo de la causa. “Yo veía a la gente consternada, con miedo, susto. Uno trataba de encontrar alguna racionalidad, porque esto yo lo vi quizás en un noticiero que pasaban en el Medio Oriente, y verlo en carne propia, ver cadáveres, es distinto“, expresó Bianco sobre su sensación al ver el edificio de Pasteur destruido y el horror desatado por la explosión.

Seguimos y seguiremos viendo el video de aquel momento y su voz intentando describir esos momentos de pánico y desconsuelo, representando a tantos periodistas que con pasión y entrega ese día pusieron el cuerpo para contar lo que había sucedido en nuestra casa. Por eso, a un mes de su muerte, queremos reconocer a Carlos Bianco, quien quedó unido para siempre a la historia de AMIA.

Compartimos un fragmento de la carta que Ralph Thomas Saieg, Presidente de AMIA, le hizo llegar a Nora Saunders, su mujer, en representación de la institución:

“Aquella trágica mañana del 18 de julio de 1994, él fue uno de los primeros periodistas en llegar al lugar de los hechos. Tristemente, el lugar de los hechos ese día fue nuestra propia casa. Y Carlos logró poner en palabras el horror que estaba sucediendo en pleno barrio de Once.

Su relato se sigue reproduciendo en cada uno de los documentales y campañas de comunicación que hemos realizado para recordar el atentado. Su relato forma parte de nuestro archivo y centro de documentación. Su relato nos sigue conmoviendo como el primer día.

Al despedirlo, sus colegas de profesión dieron cuenta de la pasión, entrega y compromiso con los que Carlos encaraba su trabajo, y recordaron muchas de las notas y coberturas que logró producir con eximia calidad. Fue más emocionante aún ver la manera en que todos recordaron su nobleza, sus cualidades personales y los valores que predicaba cotidianamente en su rol de esposo, padre, amigo y colega de trabajo.

Acompañándolos en el dolor ante su partida, queremos honrar a través de estas líneas la memoria de Carlos y manifestarles nuestro afecto y consideración en este momento”.

Anuncios