Iom Kipur – Tefilá, Teshuvá y Tzedaká

En el calendario hebreo el 10 de Tishrei es Iom Kipur, el Día del Perdón. En este día sagrado, las personas se presentan ante el Creador del universo, orando y excusándose por las faltas cometidas durante el año, y Éste, en un acto de total misericordia, perdona a sus criaturas.

Yom-KippurAunque esta remisión no incluye las faltas cometidas entre un individuo y su prójimo. Pues las mismas no son expiadas en Iom Kipur, a menos que el que cometió la infracción ofrezca sus disculpas y se reconcilie con su compañero.

Estos dos pasos, la reconciliación con D´´s y con el prójimo determinarán la suerte que uno correrá en el año entrante.

Si nuestra intención es que el Creador dictamine que este año sea bueno para nosotros, hace falta tomar la iniciativa. Será necesario realizar una introspección, reflexionar y determinar cuáles serán las mejoras que incorporaremos a nuestro comportamiento.

De esta manera lograremos superarnos individualmente y también cooperaremos con los demás. Ya que a través de nuestra mejora personal, aportaremos nuestro granito de arena para lograr una sociedad unida, conviviendo pacíficamente en un clima de armonía y respeto, haciendo la voluntad de D´´s.

Tefilá

Una de las características más notables de este día son las oraciones con las que se acompañan las veinticinco horas durante las que se extiende la jornada. Entre ellas se destacan las oraciones de Kol Nidré, el Seder HaAvodá y Nehilá.

IOM KIPURKol Nidré: los rezos de Iom Kipur comienzan con la anulación de todas las promesas y excomuniones, debido a que hay transgresiones por las cuales la persona que las comete merece excomunión y la expulsión de la comunidad, por lo que no podría participar en los rezos públicos. El rabino con los rollos de la Torá en sus manos y a manera de Tribunal Rabínico, deciden anular todos los impedimentos para este día.

Seder HaAvodá: en la Tefilá de Musaf, recordamos todo el servicio del Cohén Gadol, Sumo Sacerdote, el cual, en la época del Templo, pedía por el perdón propio y el del pueblo, y en el que en diez ocasiones recordaba el Divino Nombre Esencial de D´´s, reverenciándose con temor todo el pueblo cuando lo escuchaba.

Nehilá: antes de la puesta del sol, cerramos el día de Kipur con la Tefilá de Nehilá. Después de la salida de las estrellas, se toca el Shofar en señal de libertad y de que fueron aceptadas todas nuestras plegarias.

Teshuvá

Consiste en estimular al ser humano para que no pierda el ánimo, para que siga confiando en sus propias fuerzas: siempre hay un camino de retorno.

Cuando “hacemos teshuvá”, examinamos nuestras formas de ser, identificamos en cuales estamos mal y “retornamos” a nuestro estado previo de pureza espiritual. En este proceso “retornamos” también hacia nuestra conexión con D´´s.

El proceso de teshuvá involucra los 4 pasos siguientes:

Paso 1- Arrepentimiento. Darse cuenta de la medida del daño que se ha hecho y lamentarlo sinceramente.

Paso 2- Cesación. Parar inmediatamente la acción perjudicial.

Paso 3- Confesión. Articular el error y pedir perdón.

Paso 4- Resolución. Hacer un firme compromiso de no repetirlo en el futuro.

Tzedaká

Se acostumbra dar para caridad generosa y liberalmente durante todos los días de arrepentimiento, pero en la víspera de Iom Kipur sucede todavía más, ya que la tzedaká es una gran fuente de mérito.

Anuncios