El hombre que soñó revistas para todos

Hacerse famoso sin buscarlo. Instalar una marca casi desde el anonimato. Su historia está relacionada a la revista Radiolandia y las Aventuras de Hijitus en conjunto con el gran creador García Ferré, pero también con la inmigración a la Argentina durante la primera década del siglo XX.

HijitusJulio Korn nació en Buenos Aires en julio de 1906 y falleció 76 años después. Su familia, proveniente de Besarabia, una región del sureste de Europa Oriental, había llegado al país en 1904. Al fallecer su padre en 1915 y su madre cinco años después, Julio, sus dos hermanos y sus dos hermanastros quedaron desamparados.

Pero el mayor de la familia sabía, ya a los 9 años, cómo escapar de la situación extrema que parecían estar condenados a pasar. Comenzó a trabajar como ayudante en una imprenta en la cual ganaba diez pesos mensuales, lo suficiente como para rescatar del asilo a su hermano menor, Ricardo, quién había sido separado de la familia luego de quedar huérfano.
A los 12, sus compañeros de trabajo lo proclamaron delegado gremial ante la Federación Gráfica. Un año más tarde juntó la confianza suficiente para encarar el proyecto de montar su propia imprenta pero, aunque fracasó, volvió a intentarlo poco tiempo después.

Se echó a vender revistas y diarios frente a los teatros, mientras se conseguía una primitiva impresora que instaló con su hermano en un zaguán. Tapa hijitusHabiéndose hecho amigo de Gardel, de Canaro y de Discépolo, comenzó a comprarles sus temas, a editarlos y a vender las partituras con tangos y canciones en un quiosco que ubicó frente al Teatro Nacional, sitio que cobró fama de tener todas las letras y músicas de moda. En esa época era de rigor que las casas porteñas tuviesen un piano y que las hijas lo tocasen, de modo que aquellas hojas cantarinas se vendían de a miles. Dejando a su hermano a cargo de la edición de las partituras, él encaró una nueva idea.

“Mi intención fue siempre llegar a la gran masa del pueblo, sin pretender instruirla sino entretenerla —reconoció el propio Julio Korn—. Nunca me han entusiasmado las publicaciones de categoría o de lujo porque son de poca circulación”.

La idea de editar revistas populares, que comenzó a concretarse exitosamente con “Radiolandia”, continuó con “Vosotras” en 1939, “Goles” en 1950, y más tarde con “Labores” y “TV-Guía”. Así comenzó a desarrollarse una formidable empresa editorial. Luego incursionó en otros campos, incluso en la producción de películas nacionales  como “Barrio gris” y “La Patota” entre otras.

En 1956, consagrado como empresario y creativo, decidió encarar proyectos económicos de mayor envergadura. Así creó Korn S.A, una empresa dedicada a negocios inmobiliarios y agropecuarios que continúa vigente al día de hoy al mando de sus hijos y nietos.

Fuentes:

“Vida judía en la Argentina. Aportes para el Bicentenario”. Editado por el Ministerio de relaciones exteriores, comercio y culto y AMIA  2010

Hijituslogía http://www.hijituslogia.com.ar/
Nota aportada por el Centro de Documentación sobre Judaísmo Argentino “Marc Turkow” centro@amia.org.ar

Anuncios