El hombre que le negó el saludo a Hitler

En pleno auge del nazismo, este hombre decidió negar el saludo nazi en el año 1936. Se estaba lanzando un distinguido buque de la marina alemana y los trabajadores, todos aquellos que habían formado parte de aquel trabajo, estaban en el muelle participando en el evento ante la cúpula del Reich y por supuesto, del Führer.

El-hombre-que-nego-su-saludo-a-Hitler-y-se-cruzo-de-brazos-postiarAugust Landmesser  fue el hombre que le negó el saludo a Hitler. En la fotografía se puede ver a centenares de obreros alemanes haciendo el saludo nazi y entre ellos a un hombre, solo, que se cruza de brazos. La fotografía capta la escena en los astilleros de Blohm und Voss, Hamburgo. La exposición la exhibe como una muestra del coraje individual y de conciencia.

August era un trabajador alemán nacido en 1910 y estuvo prisionero desde 1938 por “deshonra de la raza” al casarse con Irma Eckler, una mujer judeoalemana y tener dos hijas, Ingrid e Irene. De Irma, se cree que fue detenida por la Gestapo y metida en la prisión de Hamburgo y sus hijas (Ingrid e Irene) separadas. A Ingrid se le permitió vivir con su abuela materna, mientras que Irene fue llevada a un orfanato y más tarde adoptada por una familia.022

Una vez que Landmesser salió de prisión en 1941 fue enviado a la guerra, aunque pronto se le declaró como desaparecido en combate y se le dio por muerto, tal y como publica ‘The Washington Post’.

Sin embargo, no fue hasta el año 1991 cuando una de sus hijas identificó a este hombre como August Landmesser. La imagen ha dado la vuelta en Internet, con más de 26.000 entradas, después de que un blog la recuperara.

En 1996 una de sus hijas, Irene, escribió la historia de su familia con el fin de contar al mundo la desgarradora historia de su padre y su madre, y de cómo fueron separados por el régimen nazi. La suerte ha querido que gracias a Internet su historia se haya recuperado de nuevo hoy.

Anuncios