Los sefardíes podrán tener nacionalidad española

Los judíos tuvieron que elegir entre la conversión al catolicismo o la expulsión.

Los judíos tuvieron que elegir entre la conversión al catolicismo o la expulsión.

552 años después, los descendientes de los judíos expulsados por los Reyes Católicos podrán reclamar la nacionalidad española, acreditando diferentes aspectos que demuestren la vinculación y el origen sefardí.

En 1492, durante la Inquisición se obligó a los judíos a elegir entre la conversión al catolicismo o la expulsión de la península. Tuvieron que dispersarse en Europa, Asia y posteriormente América. Los judíos conversos, conocidos como marranos en la península y como chuetas en Mallorca, sufrieron durante siglos el rechazo popular.

Ahora una ley de reparación histórica espera ver la luz antes de que acabe el año. Podrán acceder “aquellos ciudadanos extranjeros sefardíes que prueben dicha condición y su especial vinculación con nuestro país, aun cuando no tengan residencia legal en España, cualquiera que sea su ideología, religión o creencias”, según enmarca el anteproyecto, que modifica el artículo 23 del Código Civil. La medida política dejó satisfechas a las comunidades judías españolas así como al Estado de Israel.

Los sefardíes buscan hoy con expectación la lista de apellidos publicada por las autoridades españolas.

Los sefardíes buscan hoy con expectación la lista de apellidos publicada por las autoridades españolas.

Los sefardíes buscan hoy con curiosidad y expectación en la lista de apellidos publicada por las autoridades españolas. En Israel, también. Amsalem, Medina, Abutbul, Danon, Toledano, Najmias, Saban o Moreno podrán recibir el pasaporte español si demuestran sus raíces sefardíes, y sin tener que renunciar a su nacionalidad actual.

Desde el Ministerio de Justicia, el ministro Alberto Ruiz-Gallardón justificaba esta ley como una reparación histórica. Aunque no existe un censo concreto, se estima que en el mundo hay cerca de tres millones y medio de judíos sefardíes. Hace menos de un año, casi 3.000 solicitudes de nacionalidad de sefardíes estaban pendientes de tramitación.

Para muchos, conseguir la nacionalidad sería cerrar un círculo. “Pese al trágico pasado y la expulsión de judíos, hay mucho cariño en Israel a España. Esperemos que no sea sólo un gesto de relaciones públicas sino un paso histórico”, expresó el abogado israelí-argentino-sefardí León Amiras, quien en un sólo día recibió más de 80 llamadas de sefardíes.

Si querés saber más sobre el legado de los sefardíes, hacé click acá.

¿Qué te parece esta medida que implementará el gobierno español? ¿Conocés a alguien que podría pedir la nacionalidad española?

Fuente: Diario El Mundo y RTVE.

Anuncios