Studio Shenkin, el circuito cultural para jóvenes

Los alumnos de Shenkin

Los alumnos de Shenkin

Luego de haber superado la década y con un crecimiento continuo en cantidad de talleres e inscriptos, Shenkin se instaló como el espacio para desarrollar aptitudes artísticas y reflexivas, en un ambiente distendido y, a la vez, de alto nivel.

Los mejores profesores de la Ciudad de Buenos Aires eligen formar parte de esta propuesta abierta y gratuita, organizada por el Departamento de Juventud de AMIA para jóvenes entre los 18 y los 30 años. Diferentes instituciones de la comunidad judía ofrecen sus instalaciones para llevarlas a cabo.

Este primer cuatrimestre hay un total de 49 talleres; entre ellos los clásicos de siempre, como teatro, tela, stand up, y  yoga y estiramiento. Además este año hay 10 nuevas opciones, entre ellas: percusión corporal, taller de murales, arte y reciclado, folclore, un taller sobre arte y cultura israelí y otro de discusión sobre temas de diversidad y cultura(s). La oferta se seguirá ampliando a nuevos campos y áreas.

Sin dudas, el público estaba esperando su regreso, porque en la primera semana ya se sumaron más de 1500 inscripciones. Se calcula que cuando concluyan (el 18 de abril)  habrá 4000 inscripciones y unas 2500 personas inscriptas (cada persona puede anotarse hasta en 3 talleres). Las clases arrancan el 23 de abril y terminan la semana del 14 de julio.

Invitación a la varieté

Invitación a la varieté

A mediados del cuatrimestre (el 14 de mayo) en el Centro Cultural Carlos Gardel se realizará el Primer Ciclo Joven de este año con un grupo de Impro que se formó en Studio Shenkin. En tanto, el tradicional cierre de los talleres será en ese mismo lugar con una Varieté donde se podrán lucir todos los estudiantes.

También se están organizando presentaciones de talleres específicos o elencos que se formaron en Shenkin en años anteriores. Además, sigue la convocatoria a interesados en formar parte de un elenco de percusión, con la idea de producir un disco y actuar en diferentes ámbitos comunitarios y no comunitarios.

A veces un pasatiempo o quizás una veta artística que se descubre y cultiva. Otras la oportunidad de hacer amigos, contactos profesionales o, incluso, terminar el cuatrimestre en pareja con el compañero de al lado.

Studio Shenkin es, sin duda, una propuesta que sigue creciendo y parece no tener tope. Las anécdotas son muchas, las historias se multiplican y los que se sienten parte de este circuito no dudan en seguir haciéndolo girar.

Si querés conocer la oferta o inscribirte podés visitar la web www.studio-shenkin.org. Todas las novedades las podés seguir a través de Facebook/StudioShenkin y de Twitter @studioshenkin.

Anuncios