Derechos sociales en acción. Experiencias de AMIA

Por Moshé Korin

El avance del reconocimiento de los derechos humanos en la historia mundial data de poco más de medio siglo. Aunque es fundamental la inscripción de los derechos en las leyes internacionales y en cada estado, su legislación no es más que el primer paso. Su verdadera concreción se da cuando las prácticas que permiten la defensa y promoción de los derechos de las personas son llevadas a la realidad. Es por ello, que es sumamente esclarecedor, en este aspecto, el título de la reciente publicación de AMIADerechos sociales en acción”, ya que desde su tapa nos señala la imposibilidad de disociar derechos y acción. Ambas dimensiones se complementan, pues la mera legislación sin acción lleva a los derechos a la letra muerta de la ley, pero también si sólo se practican localmente los derechos pierden su capacidad de multiplicarse y ser reconocidos internacionalmente.

Tapa libro Derechos Soc.

Tapa del libro Derechos Sociales en Acción

Se trata de una red de acciones desde la AMIA para nuestra comunidad, pero también para toda la sociedad argentina. El concepto Tzedaká significa hacer justicia y nos recuerda permanentemente nuestro compromiso y deber como judíos de forjar un determinado ideal de sociedad. Pero también implica darle a los otros la posibilidad de reclamar por sus derechos inalienables como personas pero no permanecer en el asistencialismo, en la posición de meramente reclamar, sino ayudar a los otros a desarrollar sus potencialidades, aunque éstas parezcan, al principio, pocas.

Este compromiso con mejorar las condiciones de posibilidad de los otros en el largo plazo, se evidencia por ejemplo en la concepción innovadora de la ayuda a la pobreza con la que trabaja el servicio social de AMIA y con quienes recurren a él. De este modo, las prácticas que surgen se afincan en la sabiduría de nuestra tradición judía que mayormente ha ido a contrapelo de las nociones simplistas. Así como para nosotros la pobreza no puede ser encasillada sólo en lo material, tampoco en el trabajo se trata sólo de percibir una remuneración económica.

Tenemos entonces hoy el orgullo de compilar una gran cantidad de acciones realizadas en la última década desde nuestra institución en pos de la defensa de los derechos ciudadanos.

Estas acciones abarcan las diversas dimensiones del trabajo, la educación, de la inserción escolar de niños con capacidades diferentes, de los adultos mayores, de la promoción del arte y de la cultura. Si bien se trata de distintas dimensiones de los derechos, su núcleo común es el mismo. Haciendo eco de esta multidimensionalidad de los derechos humanos, hemos transitado juntos una mancomunada labor de la que podemos dar cuenta documentadamente, para que otros la puedan replicar.

 

Anuncios