Mujeres judeo-argentinas

Mujeres en la sinagoga en 1905

Las mujeres judías han jugado un rol crucial en Argentina, permitiendo fortalecer los lazos y la identidad comunitaria. Incluso han colaborado en la formación de los sueños pluralistas de promover la cultura, la política y la educación, manteniendo la fortaleza del género.

Los trabajos que hablan sobre la historia judía raramente mencionan a las mujeres. Sin embargo, en esta oportunidad, hemos decidido combinar diversos relatos personales para acompañar al Día Internacional dela Mujer, reconociendo sus aportes en la transmisión de la cultura judía en nuestro país.

Adela L. de Maldavsky

Nació en Basavilbaso, Entre Ríos. Sus padres llegaron de Rusia en 1905 y habían sido activos en instituciones judías. En Argentina, su padre trabajó como maestro de hebreo y, luego, como aprendió rápidamente castellano, empezó a dar clases de historia argentina. Adela terminó la escuela primaria y estudió piano, materia que más tarde enseñó en su casa.

Al mudarse a Buenos Aires, su familia se instaló en el barrio deLa Paternal. Desdemuy joven, comenzó a activar en WIZO, actividad que continuó durante muchos años. Adela colaboró en muchas actividades, entre ellas tejiendo ropa para los judíos que llegaban de Israel.

Oficina de empleos para mujeres inmigrantes

Se casó y tuvo dos hijos. En su madurez, comenzó a escribir. Primero artículos sobre distintos temas para boletines de instituciones judías. En los últimos años, se convirtió en una autora publicada.

Dora Schwartz

Nació en 1912 en la colonia de Lucienville, Entre Ríos, llamada “Las mil trescientas” por el lote que ocupaban las seis casas que allí había. Según ella misma cuenta, el perfil de las mujeres judías que trabajaban en el campo, era muy abnegado. Sin embargo, Dora tenía un gran afán de progreso.

La vida en la colonia era muy activa. Se organizaban comisiones que armaban picnics, fiestas y actos culturales. Hacían teatro y se reunían con otras colonias de la provincia. Ella iba a la escuela de castellano y de idish durante la primaria, dado que en su casa se seguían las tradiciones religiosas.

Su madre murió joven, a los 43 años, y dejó 7 hijos. Como Dora era la mayor, tuvo que ayudar mucho a sus hermanos. Desde su infancia, vivió el cooperativismo. Se hacían reuniones, conferencias y congresos con gente de todo Entre Ríos, en los que se discutían los problemas que los aquejaban.

Taller de oficios para mujeres

Se casó a los 24 años, con una boda en el campo, donde todos los vecinos colaboraron con la comida y la organización, y se fue a vivir a la casa de su suegra con su marido, con quien tuvo dos hijos.  Para que sus hijos estudiaran, Dora se mudó a Basavilbaso, siendo que los fines de semana volvían al campo con su marido, quien se quedaba trabajando allá.

Años más tarde, al morir su marido, ella se hizo cargo de todo el campo, incluyendo la administración, lo que la hizo pasar por algunas dificultades dado su género. Pero nada impidió que realice pozos, represas y un molino, permitiéndole vivir del usufructo de su campo.

Teresa Gilenberg

Nació en 1907, en Polonia, en un pueblo a18 kmde Varsovia, donde tuvo una buena infancia y juventud. Colaboraba en la biblioteca, donde organizaban conciertos y teatro. Además, ayudaba a su padre en su negocio. Cuando él murió, ella se fue a la ciudad, donde se formó en matemática e idiomas, aprendiendo también el oficio de lencería.

Pensando que era una buena causa, Teresa se afilió al Partido Comunista, sin formar parte de ningún sindicato. Más tarde, al dejar Polonia, viajó sola en barco desde Génova hasta Uruguay, para luego llegar a Argentina, en 1933.

Organización Sionista Femenina Argentina (WIZO)

Aquí vivió en el barrio del Once, donde consiguió trabajo en una lencería y empezó a militar en el comunismo, enla Ligapor los Derechos del Hombre. Ya casada y con una hija, activó mucho tiempo en Unión Libre, un movimiento de mujeres judías, donde llevaba paquetes de comida a los presos políticos en la cárcel de Devoto.

Teresa también recaudaba fondos parala Liga; llegando a conseguir  50 donantes. En la década del cincuenta, estuvo presa unos días en la cárcel de San Miguel, pues la policía había entrado en un departamento donde mujeres judías se dedicaban a hablar de la militancia. Ella leía, organizaba reuniones, visitaba a los presos políticos, llevaba alimentos y ropa. Todo en pos de los derechos humanos.

En 1956, viajó con su esposo y su hija ala Unión Soviética.Vivieron durante ocho años en Vilna, viajando seguido a Moscú. Allí se vinculó con la comunidad judía, donde realizó teatro y coro. Desilusionados, gracias al pasaporte polaco de Teresa, se mudaron a Israel, por casi tres años.

En 1967 volvieron a Argentina. Teresa trabajaba haciendo lencería desde su casa, mientras su marido estaba jubilado. Ambos entraron al movimiento de Prensa libre, donde formaron grupos de lectura y organizaban ayuda para Israel.

Anita Lang

Anita Lang

Sus padres Sonia y Abraham Golnpchin llegaron de Rusia en 1923, cuando ella contaba 5 años de edad. En Argentina, acudió a colegios del estado, sin dejar de lado la enseñanza del idish y sus clases de violín. Asimismo, concurría al club Gimnasia y Esgrima.

En 1936 fue descubierta por un productor para actuar en cine. A pesar de la oposición de su padre,  comenzó su carrera, alcanzando una suma de apariciones en 8 películas. Entre las más importantes se encuentran “El hombre que nació dos veces”, “Una Mujer” y “Por buen camino”.

Más tarde, comenzó su carrera en el teatro Idish donde trabajo por 30 años, compartiendo el escenario con actores de la talla de Jacob Ben Ami y Bulov. Recorrió el interior del país, particularmente las colonias judías de Moises Ville y Basavilbaso, y también viajó varias veces al exterior y a Israel. Allí actuó políticamente, involucrándose enla Juntadela Victoria, donde trabajó junto a Cora Ratto en la lucha contra el nazismo y en la ayuda a los desplazados de los campos de concentración.

Anita se casó dos veces y tuvo dos hijos.

 

Fuente: Testimonios orales del Centro de Investigación y Documentación “Marc Turkow” de AMIA

Anuncios