El origen de algunos nombres judíos

Por el Prof. Moshé Korin

¿Cuál es la procedencia de los nombres judíos? Dado que el tema es muy vasto y nos llevaría demasiado lejos, me referiré tan sólo a algunos nombres: los que más sobresalen por su origen un tanto curioso.

Shabse o Shabetái significa "Shabat"

Mi primer interés por los nombres judíos se lo debo a un hermano de un tío abuelo mío que se llamaba Shépsl, (corderito en idish) y que era totalmente distinto a un manso cordero. Todo lo contrario: era alto, huesudo, severo, y tenía una barba negra y agresiva, terminada en punta. ¿Cómo, pues, le había correspondido a un judío tan iracundo, un nombre tan benigno y sereno como Shépsl? Fue entonces cuando me enteré, gracias a la explicación de un querido maestro que tuve en la escuela, Zalmen Hirshfeld Z”L, que el nombre judío Shépsl no deriva de “sheps” (oveja), sino del nombre Shabse, o Shabetái. Había nacido un día sábado, comentó luego mi tío abuelo.

Tiempo después siendo un joven de 14 años que cursaba el segundo año de la escuela secundaria (donde fui sorteado para aprender el idioma francés), me enteré con asombro, que el no tan bello nombre femenino Iente, curiosamente procedía de una palabra francesa muy hermosa: “Gentille” (yantyí), forma femenina del adjetivo “gentil” (yanti) que significa gentil, amable. Ambos descubrimientos despertaron mi apetencia por hallar las raíces de muchos otros nombres judíos.

Muchas de esas apetencias las sacié gracias a otro gran maestro con quien estudié en Israel, el Profesor Dov Sadán, y luego, hasta el día de hoy seguí curioseando e investigando. Y he aquí varios ejemplos: El popular nombre Dore no deriva del bíblico Dvorá, el de la profetisa Débora, sino del griego Dorotea. Y así como hay mujeres que se llaman Dorotea, hay varones que llevan este mismo nombre, pero a la inversa Teodoro o Teodor. De modo que, aplicando el dicho en idioma ídish en el que aparece el nombre Iente, diremos que Dora y Teodoro son “di zelbe Iente, nor ándersh gueshléiert” (la misma Iente, con distinto velo).

Alefbet, el abecedario en hebreo

El nombre judío Schprintze es, en realidad, italiano. Procede de la palabra “Speranza” (esperanza).

El popular nombre Bela no se remonta a nuestra bíblica Bilhá, (una de las esposas del patriarca Iaakov), sino que procede del nombre hispano de mujer Isabel, que en idioma inglés nos da Elizabeth; y todos ellos derivan del hebreo Elisheva. Justamente de Elisheva provienen también los dos nombres judíos de mujer: Sheve y Lize.

¿Cuál es el origen del nombre Soñie? – viene del griego Sofíe o Sofía (sabiduría).

Ite o Ide no provienen de Iehudit (Judith), sino del nombre germánico Hilde, que significa lucha.

Tamara tiene que ver con la Tamar bíblica y significa palmera.

El nombre judío Feigue no procede de “Foigl” (pájaro), aunque se suela llamar a las que llevan dicho nombre por el diminutivo Féiguele (pajarito), sino del anglosajón Feigue, que significa rubia.

¿De dónde viene el nombre femenino Pésele? De Pési, o de Beti. Y Beti, de Elizabeth, o sea, de Elisheva. Y el nombre Raitze es la versión inglesa de Rajel (Rachel).

El nombre Raitze es la versión inglesa de Rajel. Glike procede del alemán antiguo Glíkl, que viene a ser la traducción de Félix latino. (Félix significa feliz).

Existen dos nombres hebreos con este mismo significado: son los bíblicos Guil (con Abigáil y Guilá), por una parte, y por la otra, Ascher. Etel deriva de Eidl, y éste del germano Adal (noble).  Elke es la forma femenina de Eliahu (observemos de paso, que el nombre Eliahu contiene repetido el nombre de Dios: “El” y “Iah”). Guele y Keile son un mismo nombre y proceden ambos del germánico Guelein o Kele.

Dvosche viene de Dvoire (Débora). Sabina no tiene ninguna relación con Sara, sí con los sabinos, un pueblo de la Italia antigua, cuyas mujeres fueron raptadas por los romanos en tiempos del Rey Rómulo, fundador de Roma.

Guítl no deriva de la palabra ídish “Gut” (bueno) sino del griego Ágata, que también significa buena. Nancy, Netti y Annette, provienen todos del nombre Janá.

Los dos nombres de varón, Iékl y Kópl, vienen ambos de Iaakov; Shmérl, de Shmariahu; Shéftl (igual que Shépsl), de Shabse o Schabetái (Shabat), nombre este último que recibían los varones nacidos en día sábado. Fáitl deriva del Vitilén latino, y Vitilén tiene que ver con “vita” (vida). Más tarde se les puso a los varones el nombre hebreo Jaím, que también significa vida.

El nombre Búnem tiene tres antecedentes, y los tres son franceses: “bon homme” (buena persona), “bonne ame” (alma buena) y “bon ami” (buen amigo).

Todros o Todres es el griego Teodoro, que ya mencionamos antes, relacionado con Dora. Henej no es Henryk, sino el bíblico Janoj. ¿Y Shnéier?- Aquí se contraponen dos teorías, a saber: que Shnéier deriva de las dos palabras hebreas “shnei” (dos) y “or” (luz); o bien que proviene del “senior” romano. (Nos inclinamos por la segunda).

¿Cuál es el origen del nombre Moshé? ¿Hemos de creerle a la princesa egipcia, que lo llamó Moshé “porque lo extrajo de las aguas” (“min hamáim meschitihu”), Éxodo II-10. Si es así, podemos preguntarnos desde cuándo hablaba la princesa egipcia un hebreo tan elegante. ¿No sería más acertado afirmar que el nombre Moshé no era hebreo sino egipcio, el difundido nombre egipcio Mazis? Los judíos solíamos traducir el nombre Moshé de cuatro maneras diferentes: Márek, Max, Maurice o Mauricio y Móiyesch. El más correcto era Móiyesch, ya que Márek proviene del Marcus latino (nacido en el mes de marzo); Maurice o Mauricio procede del Maurus latino (que significa moro); y Max, de la palabra “maximus” (el más grande).

Los nombres de los Patriarcas

Era también incorrecto traducir Itzjok por Ignatz o Ignacio por Izidor (Isidoro), dado que Ignatz viene del latín “ignis” (fuego), e Izidor del griego (regalo de la Diosa Isis).

Iajne proviene del nombre eslavo Iague, la “bobe Iajne” de Abraham Goldfaden, Padre del Teatro Judío Moderno es la “baba Iaga” polaca, la misma “baba Iaga” que el músico ruso Modesto Mussorgsky tomó como motivo para una de las partes de su obra para piano, “Cuadros de una exposición”, que luego fue orquestada por el músico Ravel, Ia que, a su vez, es abreviatura de Iadvigue, procedente del Hedwig germano, que significa batalla.

¿Y el nombre de mujer, un tanto humorístico, Traine? – Este es uno de los más interesantes. Traine deriva del germano Tráindl, que es abreviatura de Iekaterina en francés, Catherine (pronunc. Katrín), y en inglés Catharine (pronunc. Káethrin). ¿Y de dónde deriva Iekaterina? – De la palabra hebrea “kéter” (corona), que también dio origen al nombre de varón Katri-el y al de mujer, Kréindl…

Y por último: ¿por qué todos los Fáivl judíos se llaman Fáivl Shraga?

La respuesta es la siguiente: el nombre Fáivl deriva del latín Febus, que designa a un dios, el que corresponde al griego Apolo. Fáivl resulta así ser el nombre de una divinidad pagana. Por eso se le agrega a todo Fáivl el nombre Shraga, que en idioma arameo significa luz (ya que Febus es el dios de la luz).Se comenta que el nombre Shraga se adjunta al anterior, para evitar que un judío caiga en la idolatría….

Próximamente, por no alargar este texto, me referiré a los orígenes de otros nombres y también de algunos apellidos.

Anuncios